MUJER SABIA, MUJER SALVAJE

MUJER LOBOLa mujer salvaje, la que sabe, la loba que habita en cada una de nosotras, la intuitiva sabia y feroz que permanece oculta y silenciada por nuestra cultura y condicionamientos a veces necesita despertar y salir.

Está ahí, parece domesticada, sumisa y obediente, mientras nosotras nos deshacemos en cuidados para con la familia, la pareja, los hijos, la casa el trabajo, mientras nosotras ponemos buena cara y sonreímos incluso cuando no nos tratan con el respeto que merecemos, que cualquier ser humano merece.

A veces esa mujer sabia y salvaje susurra “¿para cuándo tú?, ¿para cuándo nosotras?” Y, mirando al infinito, sentimos una certeza en nuestro interior, la certeza de que hemos de ocuparnos de ella, alimentarla, darle su espacio y también su voz. Y, a menudo, tapamos esa certeza con más obligaciones, más cuidar al resto y nos decimos a nosotras mismas que “no tenemos tiempo”.

Pero a veces, en algunas mujeres, el susurro de su loba sabia y salvaje se va convirtiendo en grito en su interior hasta que ya no pueden contenerla ni acallarla más y entonces dicen cosas “inadecuadas” en la cara de alguien ante quien solían callar, cantan las verdades que nadie quiere escuchar o bien se enfadan, muerden y dan patadas a quien las lleva oprimiendo y abusando demasiado tiempo. O bien, en el peor de los casos, se enferman intentando acallarla de nuevo, someterla, ignorarla, mantenerla en la oscuridad cueste lo que cueste.

Y si sale, si se atreve, si la dejamos… puede cambiar nuestra vida por otra que quizás nos dé miedo, pero que siempre fue la que anhelamos en nuestro corazón y en nuestros más secretos sueños.

Y si sale, si se atreve, si la dejamos…puede que muchos se enfaden, aquellos para quienes nuestro valor depende exclusivamente de lo que reciben de nosotras, de lo que hacemos y no de lo que somos.

Y si sale, si se atreve, si la dejamos…puede que nuestra pareja, nuestros padres, nuestros hijos, nuestro jefe o nuestra abuela nos miren con desaprobación mientras menean la cabeza de un lado a otro en un lento e infinito NOOOOOOOOOOOOO.

Y si sale, si se atreve, si la dejamos… puede que nuestra mejor amiga, esa que nos quiere libres, nos aplauda y se emocione, ría y llore con y por nosotras. Y puede que esa otra amiga que creíamos íntima nos dé la espalda porque el atrevimiento de nuestra mujer salvaje ha removido sus entrañas, ha despertado a la suya y sienta tanto miedo de que despierte su loba que quiera salir huyendo de nosotras.

Y si sale, si se atreve, si la dejamos… hasta es posible que las “autoridades sanitarias” nos diagnostiquen, nos etiqueten y nos receten las mejores drogas del mercado para sedarla de nuevo y cuanto antes.

Pero…. ¿Y SI SALE? ¿Y SI SE ATREVE? ¿Y SI LA DEJAMOS?

This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>